GDM Games nos trae tres nuevos casos para su serie Sherlock

0
297
Portadas de los tres nuevos juegos de la serie Sherlock de GDM Games

GDM Games ha anunciado los tres nuevos títulos de su serie de juegos Sherlock, que estarán disponibles próximamente.

La serie titulada originalmente Misterios Q (Ver: Misterios Q la nueva serie de juegos de deducción de GDM Games) cambió su nombre al del famoso detective creado por Arthur Conan Doyle y ya cuenta con ocho apasionantes casos de diferente dificultad.

La familia aumentará con tres nuevos enigmas, ¿Quien es vincent Leblanc? El Mayordomo y Entre tumbas que llegarán a las tiendas en los próximos días

Sherlock: ¿Quien es vincent Leblanc?

Diseñado Martí Lucas y Josep Izquierdo, cuenta con las ilustraciones de Alba Aragón (Más noches de sangre, Lanzeloth, Nishikigoi) En esta ocasión nos enfrentaremos a un caso algo tortuoso que comienza con la identificación de un cadáver.

Sherlock: El Mayordomo

De la mano de Eugeni Castaño (Cargolino Valentino) y con ilustraciones de Amelia Sales (Berridos, Dragons, Aladino y la cueva de las maravillas) nos llega este asesinato donde tendremos que empezar descartando al sospechoso más habitual

Sherlock: Entre tumbas

Alberto Millan (Paradox University) nos trae este peculiar caso que nos llevará de viaje por los cementerios del siglo XIX. El encargado de las ilustraciones es Pedro Soto (1942 U.S.S. Yorktown, 1920 Wall Street)

Cada caso de la serie Sherlock esta diseñado para 1 a 8 jugadores, a partir de diez años de edad, y con un tiempo medio por cada partida de entre 40 y 60 minutos

Las mecánicas son muy sencillas. Cada jugador tiene un número de cartas en su mano, cada una de ellas con una palabra o frase en negrita o enmarcada. Esa será la información que podrá transmitir al resto de jugadores

En su turno un jugador puede jugar una carta, lo que indica que el texto es relevante para desvelar el misterio, o descartándola como una pieza de información inútil. Así vamos aportando información hasta que se acabe el mazo o resolvamos el caso.