Análisis de 7 pecados, nunca pecar fue tan divertido

0
197
Datos del juego de mesa 7 pecados

7 Pecados es un juego de cartas diseñado por Hugo Jiménez y publicado por Venatus Ediciones, siendo su primer juego. Con un diseño gráfico muy divertido a cargo de Dario Muel Guerrero (Ajo y Agua, Rally Ras, La cueva Mágica o Tortilla de Patatas) e ilustraciones de Pablo Tomas (Pajarracos, Zampa la Granja) tendremos que mantenernos puros evitando el azote de los pecados capitales para ganarnos el cielo.

El Juego

7 Pecados es un juego de cartas diseñado para 2 a 6 jugadores a partir de 10 años de edad. Un rápido party game, con una duración de unos treinta minutos por partida, utiliza mecánicas de gestión de la mano condicionadas por una buena dosis de azar y con un par de vueltas de tuerca que intentan minimizar esa suerte

El Objetivo

Caja del juego de mesa 7 pecados

Para ganar la partida deberemos ser el jugador que menos haya pecado en el transcurso del juego. Para ello intentaremos endosar las cartas de pecado al resto de jugadores mientras usamos nuestra fe y utilizamos nuestras cartas inteligentemente para quedarnos con el menor número de puntos de pecado posibles

Los Componentes

En una caja de 107×152 mm encontramos lo siguiente

  • 42 Cartas de Tentación
  • 7 Cartas de Pecado
  • 6 Cartas de Ángel/Demonio
  • 12 Cubos
  • Instrucciones

Componentes del juego de mesa siete pecados

La producción es estándar, las cartas son de un gramaje normal con una capa de barniz brillante, por lo que será necesario enfundarlas para aumentar su vida útil, la caja es de cartón grueso y los cubos que representan los puntos de fe de madera. Aunque no incluye un inserto, si trae una bolsa zip para guardar los cubos.

En las instrucciones es donde encontramos un error de producción. A pesar de que las reglas están bien escritas y clarificadas, incluyendo ejemplos e ilustraciones, el tamaño del libreto es un pelín mayor que el de la caja, por lo que no entran bien.

Instrucciones de 7 pecados

La elección de colores fondo rojo y azul con letras negras, hacen que la lectura canse y la tipografía no se aprecie bien. Esto se debe quizás a mi miopía galopante, y no a la combinación de tipo de letra y colores de fondo

¿Cómo se juega a 7 Pecados?

Preparación Inicial

Colocación inicial de 7 pecados

Colocamos en el centro de la mesa las 7 cartas de pecado ordenadas de menor a mayor puntuación. Creamos el mazo de las tentaciones mezclando las cartas de tentación y las de ángel y demonio, el mazo se coloca al lado de la carta de soberbia.

Cada jugador recibe dos cartas de tentación y dos puntos de fe. Habrá que dejar un espacio al lado de la carta de lujuria para colocar las cartas que vayan al limbo.

Con todo esto ya estamos listos para comenzar la partida

Desarrollo del juego

La mecánica del juego es muy sencilla, durante su turno un jugador roba una carta del mazo de tentaciones y posteriormente juega una carta de tentación desde su mano sobre la carta de pecado a la que corresponda.

Cuando una carta de pecado recibe una carta se encuentra tentada, cuando el siguiente jugador juegue una carta de tentación sobre el mismo pecado, robará dicha carta y dejará los dos naipes de tentaciones en su lugar. La carta de pecado pasa a su zona de juego.

Desarrollo del juego 7 pecados

Los jugadores que hayan pecado, además de robar cartas del mazo de tentaciones, podrán robar del centro de la mesa cartas de tentación de los pecados que se encuentren en su zona de juego, y podrán jugarla sobre dichos pecados. De esta forma, preparan el camino para que otro jugador se vea obligado a jugar una carta de tentación sobre ese pecado y se las lleve a su zona de juego.

Existen seis copias de cada carta de pecado en el mazo de tentaciones. Cuando las seis se hayan jugado, se colocan en el centro de la mesa boca abajo y ese pecado no podrá cambiar de jugador por métodos normales.

Puntos de Fe

Cada jugador tendrá dos puntos de fe durante la partida, estos puntos nos permitirán evitar jugar cartas sobre un pecado tentado y enviar la carta de tentación al limbo, previo gasto de uno de dichos puntos, eso sí.

Los puntos de fe se recuperan cuando un jugador elimina una carta de pecado de su zona de juego, aunque sin superar el límite máximo de dos

El Limbo

Este mazo es donde se descartan las cartas de tentaciones que no hemos usado para evitar pecar gracias un punto de fe. Cuando un jugador sucumbe a un pecado, las cartas se reparten entre los jugadores.

Cartas de Ángel y Demonio

Carta de angeles y demonios de 7 pecados

Representan la dualidad del bien y el mal del ser humano, cada una de las seis copias tiene cuatro efectos y al jugarlas solo podremos elegir uno de ellos. Además, podemos descartarnos de una de estas cartas para recuperar un punto de fe. Los efectos son los siguientes:

  • Proteger: Evita que otros jugadores nos manden pecados.
  • Salvar: Envías un pecado que no esté tentado a cualquier jugador, siempre que no se encuentre protegido por un ángel.
  • Pecar: Puedes enviar un pecado que no se encuentre en tu zona de juego a otro jugador, siempre que no se encuentre tentado o que el jugador no esté protegido por un ángel.
  • Desproteger: Elimina y descarta la carta de ángel que este protegiendo a otro jugador.

Las cartas de ángel y demonio siempre se descartan después de ser usadas.

Fin de la partida

La partida se acaba cuando se agota el mazo de tentaciones, en ese momento los jugadores juegan dos rondas jugando las cartas de tentación de su mano y sin robar cartas del centro de la mesa. También podrán utilizar los puntos de fe que les queden para enviar tentaciones al limbo.

El ganador será aquel que no tenga ningún pecado en su zona de juego. Si todos han pecado, aquel cuyos pecados sumen menos puntos será el vencedor.

Judiadas

El juego posee una gran interacción entre los jugadores y es normal que los pecados cambien de manos continuamente. Las cartas de Ángel y Demonio son un valor seguro a la hora de hacer que se acuerden de nosotros, bien usándolas para desproteger las zonas de juego de los jugadores o para enviar pecados a diestro y siniestro.

Como hay seis cartas de cada tentación, si somos capaces de seguir el número que han salido, podremos preparar trampas para aquellos jugadores que no hayan estado atentos, aunque debido a la aleatoriedad del juego, es muy difícil dirigir nuestros esfuerzos hacia una víctima en concreto

Opinión

Plano detalle del juego de mesa 7 pecados

Venatus ediciones nos sorprende con un filler sencillo, con multitud de posibilidades y  con un objetivo muy sencillo: fastidiar a los demás

Su infinidad de estrategias, su sencillez y su original mecánica, lo convierten en un título fácil de sacar a la mesa. Los piques entre los jugadores y su humor son la clave para convertirlo en un juego simple pero muy divertido.

En 7 pecados lo realmente satisfactorio es frustrar los planes de los rivales, una y otra vez, antes que conseguir la victoria. Tendremos que mantenernos alejados del infierno pero, ya que tenemos que pecar, ¿Qué mejor forma de hacerlo que haciendo que nuestro rival se lleve la carta pecaminosa?

Estamos ante un juego rápido y sencillo, que sólo lleva unos pocos minutos explicarlo y entenderlo, pero que no se queda corto en las estrategias que podemos adoptar para llevarnos la victoria.

Podemos intentar no pecar el máximo tiempo posible, aprovechando los puntos de fe y los ángeles. También podemos empezar la partida haciéndonos con varios pecados con el objetivo de repartirlos entre los demás jugadores.

Sin embargo, 7 pecados es un juego que te puede estallar en la cara en cualquier momento, la partida tiene continuos giros y un jugador sin pecados puede ver como se se los come todos.

Carta de pecado del juego siete pecados

Por otro lado, alguien con un buen número de pecados puede tener las cartas precisas para quedarse limpio. Esta característica es la más negativa, ya que muchas partidas dependen del azar, aunque también hace que la rejugabilidad del juego sea muy alta

Esta rejugabilidad aumenta con el limbo, que hace todo más complejo. Sin embargo, será la forma de jugar de los jugadores lo que determine el ritmo de la partida y el resultado final.

Pero esto no es todo, ya que 7 Pecados tiene distintas modalidades con más sorpresas. En el modo Pecador, por ejemplo, el objetivo cambia y tendremos que hacernos con todos los pecados.

Además del pequeño error de producción con la caja del juego y el color de las instrucciones, encontramos que la cartas tienen un acabado normal en barniz brillante, será necesario enfundarlas si no queremos que se desgasten antes de tiempo.

El diseño de las cartas destaca por su color, así como por el trabajo de Pablo Tomás, que hace continuos guiños al mundo de los juegos de mesa. Lleno de detalles que nos arrancarán una sonrisa

7 Pecados es un juego muy divertido lleno de judiadas y de momentos donde tomaremos la matrícula a los otros jugadores para devolver la jugada. La rejugabilidad que ofrecen sus distintos modos de juego y las diferentes formas de jugar son sus fortalezas. Un título todoterreno ideal para jugadores novatos como para aquellos más jugones, solo aquellos que disfrutan teniéndolo todo bajo control no se encontraran cómodos

Responsable » Ludonoticias
Finalidad » moderar los comentarios
Legitimación » tu consentimiento
Destinatarios » tus datos los guardará Disqus, mi sistema de comentarios, que está acogido al acuerdo de seguridad EU-US Privacy.
Derechos » Tendrás derecho, entre otros, a acceder, rectificar, limitar y suprimir tus datos