Juego de mesa Cerberus

La editorial Tranjis Games dará un empujón importante a su catálogo de juegos añadiendo uno de los que ha destacado en la última ferie que se ha celebrado en Essen. Hablamos de Cerberus, donde los jugadores se tiene un objetivo muy claro: escapar del inframundo.

Con la llegada a España de este juego creado por Pierre Buty la editorial Tranjis Games da un paso más en ofrecer opciones muy diversa y, en este caso, más profunda en temática y desarrollo que algunos de sus títulos con más éxitos como son Virus o ¡Cobardes! Pero, lo que no se puede negar es que esta compañía ha realizado un buen movimiento, ya que Cerberus ha sido uno de las creaciones que más han llamado la atención en la feria Essen de 2018.

Piratas al agua, otro rápido y divertido juego de Tranjis Games

Cómo es el juego Cerberus

Este es un juego semicooperativo -sí cada vez hay más de este tipo y lo cierto es que no están nada mal dependiendo del momento- en el que un mínimo de tres y un máximo de siete jugadores tiene el objetivo de salir vivo del inframundo. Para ello, debes escapar del perro guardián Ceberus que no lo pondrá fácil para que llegues a la barca que te permite abandonar el condenado lugar en el que has caído cruzando el río Arqueronte.

Tablero del juego Cerberus

¿Y dónde está la miga en el nuevo juego de Tranjis Games? Pues en algo que seguro que os suena familiar: no hay sitio para todos, por lo que las puñaladas en ciertos momentos de la partida están aseguradas y seguro que más de uno piensa en cómo satisfacer el apetito de Cerberus… Por cierto, las cartas son claves a la hora de conseguir el objetivo final -y cada jugador decide si la utiliza de forma personal o para beneficio del grupo-.

Componentes del juego de mesa Cerberus

Existen variables que aseguran la rejugabilidad de Cerberus, como por ejemplo diseños de tablero diferentes (existen inicialmente diez) y, también, se le puede dar más o menos “potencia” al condenado perro. El caso, es que el disfrute con el nuevo juego de mesa creado por Pierre Buty -las ilustraciones corren de la mano de P. Ples y J. Dubost- tiene una duración de entre 30 y 45 minutos, un tiempo más que aceptable para esos ratos muertos de los fines de semana.