Doggy Bag, un juego de mesa sorprendente que ofrece más de lo que parece

0
161

Doggy Bag es un juego de mesa diseñado por Antonin Boccara (KingZ, Panic Island) con ilustraciones de Aline Kirrman. Editado originalmente por Blam! En inglés y francés este mismo año. La publicación en castellano corre a cargo de GDM Games (Not Alone, Metal Mania, Ticket to Mars, Dragons, Más Noches de sangre)

¿Qué es Doggy Bag?

Plano detalle de la caja de Doggy Bag

Doggy Bag es un juego de mesa diseñado para 2 a 6 jugadores. Nos encontramos en el Londres vitoriano, con una ambientación propia de las novelas de Dickens. Sin embargo, en lugar de los huérfanos y desarrapados, nos encontramos con un grupo de perros que forman parte de la banda del temible Fagin. Un enorme y malvado perro que les obliga a robar huesos durante el día. Por la noche, los perros de la banda, intentan recuperar parte del botín del tesoro de su jefe.

El Objetivo

En Doggy Bag tendremos que ser el perro que más puntos de victoria obtenga. Para ello deberemos arrebatar sigilosamente los distintos tipos de huesos a Fagin sin que el perrazo se despierte y nos castigue

Los Componentes

Componentes de Doggy Bag

GDM Sigue manteniendo el nivel de calidad que inició con Haru Ichiban. La caja es de tamaño medio, cuadrada, de cartón grueso y con una capa de barniz brillo.

Todos los componentes de cartón tienen una capa de barniz para su protección. Las monedas, los marcadores de rol y el cofre de Fagin son de cartón fuerte, mientras que las pantallas de los jugadores son de cartón fino plastificado.

El componente estrella son los huesecitos de madera de colores, que seguro harán las delicias de los eurogamers más expertos.

Por ultimo tenemos un cuadernillo con las instrucciones, que detallan perfectamente las diferentes fases del juego y ponen ejemplos para clarificar cualquier duda y la bolsa de tela opaca. En resumen, dentro de la caja podemos encontrar

  • 101 Huesos de colores
  • 8 Marcadores de Rol
  • Carta de Cofre de Fagin
  • Las dos Monedas de Fagin
  • Moneda de Jugador Inicial
  • 6 Pantallas de jugador
  • Bolsa de Tela
  • Instrucciones

Reglas y Mecánicas

Colocación inicial

En el centro de la mesa colocamos la ficha del cofre de Fagin, alineados de menor a mayor colocamos los siete marcadores de rol.

En la bolsa de Fagin colocamos un hueso de cada color. A continuación los jugadores cogen un número de huesos de cada tipo y los colocan detrás de sus pantallas de jugador, devolviendo el resto de piezas a la caja. No se usarán durante la partida.

Colocación inicial de Doggy bag

Por último, y buscando nuevas formas de determinar quién es el jugador inicial, aquel con el mejor ladrido coge las dos moneda se Fagin y empezará a jugar.

Desarrollo de la partida

El juego discurre durante una serie de turnos, cada uno de ellos dividido en tres fases

  • El botín
  • La distribución de roles
  • El robo

La fase de Botín

Durante esta fase el jugador inicial lanza las dos monedas de Fagin. Tanto el como el resto de jugadores meterán en la bolsa de Fagin el número de huesos que indique el resultado de detrás de su pantalla.

La fase de distribución de roles

Los jugadores, empezando por el inicial, apuestan cuantos huesos creen que podrán sacar de la bolsa de Fagin sin que el perrazo se despierte.

Marcadores de Rol de Doggy bag

En caso de jugar con los “roles” de cada marcador, el jugador aplicará inmediatamente su efecto siempre que sea posible.

El Exaltado

Si un jugador quiere jugarse el todo por el todo, puede elegir un marcador de rol, darle la vuelta y seleccionar un número entre 8 y 10. Dicho jugador actuará primero en la siguiente fase, pero deberá robar de la bolsa el número de huesos que ha declarado.

Marcador de Exaltado de Doggy Bag

La fase de robo

Es la hora de la verdad. Los perros intentan recuperar parte del botín de Fagin. El jugador que haya elegido el marcador de rol más alto, o en su defecto el exaltado, deberá sacar de la bolsa y de uno en uno tantos huesos como indique el marcador, pudiendo pasar dos cosas

El jugador roba un hueso negro

Fagin se despierta y castiga al perro ladrón. EL jugador coloca el hueso negro y los huesos grises delante de su pantalla. El resto de huesos se colocan en la tarjeta de “El cofre de Fagin” perdiéndose para el resto de la partida.

El jugador con el marcador de role más alto, que aún no haya actuado, puede intentar sacar los huesos correspondientes de la bolsa.

El jugador consigue hacerse con todos los huesos.

Enhorabuena, colocas todos los huesos conseguidos delante de tu pantalla de jugador y el turno termina para todos los jugadores. Sin embargo, si el osado perrete tiene las agallas suficientes puede intentar ir a por el glotón

Huesos de Doggy-Bag

El Glotón es un todo o nada. El jugador puede sacar un hueso adicional, si saca un hueso negro, le pasará como si lo hubiese sacado en el turno normal. Si saca un hueso de cualquier otro color, podrá quedarse con él y, además, podrá robar otro hueso del mismo color de delante de la pantalla de otro jugador.

Cuando un jugador consigue robar todos sus huesos o todos los jugadores han actuado, el turno termina.

El castigo de Fagin.

Cuando un jugador tiene delante de su pantalla tres huesos negros, el perrazo lo expulsará de la banda. Coloca todos los huesos delante de su pantalla en el cofre de Fagin pero mantiene los de detrás, para no dar pistas al resto de jugadores.

Fin de la partida

El juego termina cuando solo queda un jugador, que se alzará con la victoria, o cuando los jugadores en la partida se quedan sin huesos detrás de sus pantallas al final de la fase de robo. Cada hueso tiene un valor, los jugadores suman los puntos obtenidos y aquel que más haya obtenido será el vencedor.

Excepcionalmente la partida puede terminar al robar todos los huesos negros. Aquel jugador que permanezca en juego y tenga más puntos será el vencedor.

Judiadas

Solo se puede jorobar directamente a un jugador cuando vamos a por el glotón y conseguimos la jugada. Momento en el que podemos robar directamente un hueso a nuestros rivales. Las habilidades especiales de los distintos roles nos permiten intentar el juego psicológico, en especial con aquellos que nos permiten mirar dentro de la bolsa o intercambiar huesos entre el cofre y la bolsa de Fagin. Además el hecho de ir metiendo los huesos en la bolsa nos permite ir contemporizando el riesgo, aunque no sabemos lo que harán los demás.

Opinión

Doggy Bag es un título que puede parecer infantil debido al diseño gráfico del mismo y a su temática perruna. Sin embargo nos encontramos con la sorpresa de un juego rápido, adictivo, lleno de tensión e ideal para todo tipo de jugadores

La mecánica principal es la de forzar la suerte o press your luck, pero gracias a pequeños detalles podemos intentar controlar el riesgo de cada acción que realicemos durante la partida.

Son muchos los factores que le dan valor al juego. Lo primero el acierto de incluir los roles, este detalle que, dependiendo de cómo veamos la partida, podamos sacrificar el ser los primeros en meter la mano en la bolsa para ganar esas acciones que nos permitirán arriesgar o no. Podemos ir a asegurar un hueso con el carterista (3) o ver cómo está la bolsa con El topo (5) o intentar eliminar los huesos negros que tenemos con el Lamebotas.

El segundo acierto es elegir los juegos que se introducen en la bolsa en cada turno, pudiendo aumentar o bajar las posibilidades de que haya más huesos negros en un momento determinado de la partida, cuando haya varios jugadores un poco agobiados por su posible eliminación por ejemplo.

Caja de Doggy Bag

Aunque los juegos que incluyen eliminación no me gustan, en este caso le da un toque de tensión a la partida y hace que tengamos que gestionar muy bien el riesgo. Además, raro es el jugador que es eliminado en los primeros compases del juego y tenga que esperar mucho para poder volver a jugar. Además, las partidas son muy rápidas y los entre turnos muy dinámicos, en veinte minutos habremos resuelto una partida

La escalabilidad lo que hace es disminuir la estrategia y aumentar el factor caos. A mí personalmente me encanta a seis jugadores, cuando ya pierdes completamente la cuenta de los huesos y es en plan a todo o nada. A dos jugadores tenemos que intentar adivinar las intenciones de nuestro rival mientras intentamos disimular las nuestras. Además, con la posibilidad de jugar primero sin roles, el título supone una forma ideal de introducir a los más pequeños en los juegos de forzar la suerte y faroleo.

En cuanto a la edición, GDM Games sigue manteniendo el nivel que alcanzo con Haru Ichiban. Caja gruesa, las pantallas de un buen gramaje con barniz mate, los huesos de madera… Todo de primera calidad. El diseño gráfico y la temática un acierto; las novelas de Dickens protagonizadas por perros. Porque todos sabemos que cualquier cosa con perros mola mucho más

Para terminar, Doggy Bag es toda una sorpresa tanto para los jugones, que encontrarán un desafío en los duelos a dos jugadores, como para el jugador familiar o causal, que caerá presa de su encanto y sencillez. Todo un acierto de GDM Games en descubrirnos este título, y a los que agradecemos el habernos hecho llegar una copia para realizar esta reseña.

Banner de Zacatrus