5 war games para disfrutar si no tienes con quién hacer la guerra

A veces es difícil encontrar tiempo para poder jugar una partida en condiciones. Menos mal que para evitar este mal se inventaron los juegos en solitario. A continuación os contamos cinco war games que solo necesitan un poco de espacio y tu pericia como estratega para pasar un buen rato ¿Quién dijo que dos no luchan si uno no quiere?

War Games en solitario, cuando la satisfacción de la victoria no se comparte con nadie

Fields of Fire

Portada del War Game Fields of Fire

En este war game tomamos el control de una compañía de infantería. El juego nos permite estar presentes en varios conflictos que van desde la segunda guerra mundial hasta nuestros días.

Lo interesante del juego es que utiliza un motor de cartas en vez de dados. Se utilizan dos mazos, el mazo de terreno se utiliza para formar el mapa de las distintas misiones que tendrá que realizar la compañía. El mazo de acción controla varias variables como el combate o las ordenes. Los contadores representan las diferentes unidades de la compañía, desde el cuartel general hasta las escuadras, pasando por los vehículos y equipos de armas.

Fields of Fire es un juego duro. Con un diseño innovador, una alta rejugabilidad y un factor de simulación como no encontrarás en otro war game. Cada misión puede tardar unas cuatro horas en completarse pero las posibilidades, contingencias y decisiones que tomamos durante la partida, hacen que cada juego sea una experiencia más que satisfactoria.

D-Day at Omaha Beach

Portada del War Game D-Day at Omaha Beach

Diseñado por John H. Butterfield, creador de Ambush! Estamos ante el que es posiblemente uno de los 10 mejores war games de la historia.

Los jugadores controlan las fuerzas de Estados Unidos mientras intentan conseguir formar una cabeza de playa en el día más sangriento de la Segunda Guerra Mundial: El desembarco en la playa de Omaha durante el Día-D. El juego cubre el primer día en una escala de tiempo variable, pasando de 15 min. Por turno en los primeros compases de la operación, a 30 min. Por turno según avanza la jornada.

El sistema de juego controla las unidades alemanas que permanecen ocultas. Cuando los soldados americanos entran en su radio de acción, es cuando se revelan las fuerzas y las reservas con las que cuentan.

Las unidades están a nivel de compañía e incluyen infantería, ingenieros, carros de combate y vehículos anfibios. Las reglas cubren aspectos bélicos como desembarcos, mareas, artillería o fuego de cobertura. Otro war game duro, con una duración de unas 8 horas por partida

Field Commander Napoleon

Portada del War Game Field Commander Napoleon

Una serie de war games que nos permiten tomar el papel de los grandes generales de la historia. En esta ocasión, podemos revivir la historia de Napoleon en 11 campañas que comprenden desde 1796 hasta 1815.

El comportamiento y movimiento de las unidades enemigas está determinado por una serie de tablas y tiradas de dado. Sin embargo, no hay que temer el factor azar, ya que la inteligencia artificial del juego ha sido pulida y cuidada con respecto a las dos entregas anteriores.

Con un sistema más sencillo, salvo por el caótico manual de instrucciones, y con la posibilidad de aplicar reglas históricas opcionales a cada campaña, Field Commander Napoleon es un war game para jugadores experimentados y novatos, que tiene un enorme factor de rejugabilidad.

The Barbarossa Campaign

Portada del War Game The Barbarossa Campaign

Volvemos a la Segunda Guerra Mundial para encargarnos de la titánica misión de conquistar Rusia. Sin embargo, el sistema de juego ofrece una mecánica mucho más relajada, pudiendo acabar partidas en apenas 40 minutos.

El juego tiene componentes estratégicos, operacionales y tácticos, mientras intentamos completar tan enorme misión antes de que el gigante rojo reúna sus recursos e inicie un implacable avance.

Un war game divertido, cuyo factor estratégico se combina perfectamente con las mecánicas del juego. También ofrece múltiples alternativas para intentar cambiar el curso de la invasión de Rusia por parte del tercer Reich.

Silent War

Portada del War Game Silent War

Silent war es un juego de simulación en el que tomamos el papel de uno de los submarinos de los Estados Unidos, dentro del teatro de operaciones del Pacífico en la Segunda Guerra Mundial.

El título reproduce al detalle las misiones de caza de los submarinos estadounidenses, una partida puede durar desde 45 minutos a ¡días! En el caso de atrevernos con la campaña completa. El juego incluye reglas para la mejora de torpedos (un hecho histórico, ya que al principio del conflicto los torpedos tenían fallos.) La obtención de información para atacar las rutas logísticas de los japoneses, o la producción y mantenimiento de nuestros navíos.

La enjundia llega cuando tenemos que lanzar las patrullas, ya que cada submarino se gestiona individualmente, lo que hace que está fase sea muy larga y que, al final de la misma, es posible que no hayamos encontrado ninguna presa que abatir.

Por supuesto, esta no es una lista exhaustiva de war games que se pueden jugar en solitario. Solo refleja los que más nos gustan y el periodo histórico en el que se engloban, es especial la Segunda Guerra Mundial. Seguro que existen un montón de grandes títulos que todavía no hemos descubierto. Comparte tus experiencias con este tipo de juegos en los comentarios y no dudes en opinar sobre estos juegos. ¡Descúbrenos una joya para poder pasar estas tardes de invierno! y si te gustan este tipo de entradas, suscribete a Ludonoticias

4 thoughts on “5 war games para disfrutar si no tienes con quién hacer la guerra

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Translate »