Conoce algo más del cine basado en El Señor de los Anillos (años 70 y 80)

1
98

Peter Jackson nos ha hecho un gran favor a los amantes de los libros El Señor de los Anillos. Sí, es cierto que se ha tomado algunas licencias, pero la verdad es que ni en mis mejores sueños hubiera pensado ver en la gran pantalla lo que este director ha creado. Por mi parte muchas gracias, con alguna que otra regañina por ciertas cosas (cada cual tendrá la suya) que en muchos casos, creo que se deben a un efecto comercial.

Pero lo cierto es que existen creaciones basadas en las novelas de Tolkien anteriores a las que Jackson ha filmado, y muchas de ellas pueden ser desconocidas para los menos interesados en la historia cinematográfica basada en el mundo creado por el genio inglés (y, esto sí, amigos no admito discusiones al respecto). El caso es que hoy me he levantado melancólico ante la pérdida inesperada de una de las cintas VHS que tenía -viejuno que es uno- y me he decidido recordar en voz alta en Ludonotocias.

Jinetes Nazgul del El señor de los anillos

En los años 70, una pareja de lo más simpática (Rankin y Bass) creó una película de animación basada en El Señor de los Anillos. Su calidad es cuestionable, pero lo cierto es que les costó un infierno y medio poder grabarla, por lo que el esfuerzo se agradece. Las animaciones son realmente simpáticas, con efectos solapados con imágenes reales que pocas veces se han visto de forma masiva y, cuando menos, llama la atención poder revisar esta primer película en la que United Artist (una compañía que fue engullida por Paramout y que en su día crearon nombres tan conocidos como Chaplin o Fairbanks) puso su granito de arena. Esta copia es la que he perdido, ¡por la gloria de Mordor! El caso es que en esta película se da cabida a los dos primeros tomos de El Señor de los Anillos, igualito que en el caso de Jackson, y fue toda una experiencia.

El Señor de los anillos años 70

¿Qué pasa con el tercer libro?

Pues que hubo que esperar al año 1980 para que esta nuevo film animado viera la luz. Aunque todo parecido con la anterior es simple imaginación, ya que la factura de las imágenes es diametralmente diferente. Por lo tanto, se cerró el círculo, sí, pero de una forma muy poco ortodoxa y la verdad que con muy poco acierto. Cada cual tendrá su preferida, pero yo me quedo con la inicial de Rankin por razones melancólicas de cuando la vi por primera vez (esto no lo cuento, que no viene al caso pero tengo un primo que sabe muy bien de lo que hablo).

También cabe destacar que en las creaciones de las que he hablado hay ausencias importantes de los libros de El Señor de los Anillos, como por ejemplo que no parece Tom Bombadil. Qué sí, que es muy “Disney” el utilizarlo, pero eches es el ser más poderoso de la Tierra Media (o casi), por lo que algún plano se merecía, digo yo. Un detalle curioso: se editaron unos cómics posteriores a las películas animadas que se basan en estas y que tiene de responsables a Tolkien Entreprises y, sí, llegaron a Europa.

Para finalizar, y aunque no venga mucho al caso, en 1977 se lanzó una película animada de El Hobbit, mucho más fiel al libro de Tolkien y que esta sí, ha tenido el beneplácito de crítica, fans y todas las partes implicadas. Os dejo un vídeo para que sepáis de lo que os hablo: