Iron Forest es el spin-off del juego de destreza y flicking Ice Cool, aunque cambiará a los traviesos estudiantes pingüinos que recogen peces por robots en miniatura que luchan en el futuro.

Iron Forest se describe como una nueva entrada en el Universo Ice Cool, visto por primera vez en el exitoso juego de mesa familiar de Brian Gómez de 2016 y su secuela/expansión de 2018.

En los títulos anteriores, los jugadores impulsaban pingüinos por los pasillos de una escuela congelada en busca de peces mientras evitan a un vigilante del pasillo que los persigue, también controlado por un jugador.

Iron Forest introduce un nivel extra al desafío de destreza en más de un sentido, con un segundo piso suspendido sobre el tablero compuesto por habitaciones modulares. Los jugadores pueden alcanzar el nivel elevado cargando una de sus piezas en un lanzador situado en el borde del tablero en lugar de moverse, antes de lanzarla al aire para aterrizar en el segundo piso. Las habitaciones elevadas tienen agujeros por los que las piezas pueden caer, deliberadamente o no, para aterrizar de nuevo en el piso inferior.

Prototipo del juego de mesa Iron Forest

Ice Forest, combate por el futuro del bosque en un tablero multi-nivel

Al igual que en Ice Cool, los jugadores deben mover sus titanes por un tablero compuesto por varias habitaciones para completar los objetivos. El juego incluirá siete escenarios diferentes, cada uno con un conjunto único de condiciones de victoria y reglas especiales.

Algunos escenarios que nos podemos encontrar son la carrera para recoger los marcadores de objetivos del color del jugador, pasando por puertas y cayendo por agujeros, la lucha por permanecer en el nivel elevado más tiempo que el rival o, simplemente, la eliminación de los robots de tus enemigos del tablero dañándolos.

Los escenarios tendrán una duración de entre media hora y 40 minutos, según su creador, con la posibilidad de jugar con entre dos y ocho jugadores divididos en dos equipos: el Bosque de Hierro y las Fuerzas Animales, que controlan mechs inspirados en la fauna del bosque, como los búhos.

Portada de Iron Forest

Los jugadores roban cartas para activar dos de sus robots en cada turno, con la posibilidad de que el mismo robot se active dos veces. Cuando los jugadores chocan o un disparo del lanzador falla en el tablero, el robot de su oponente recibe daño y voltea su carta para representarlo. Una segunda colisión hace que la pieza sea retirada del tablero para volver a su punto de partida en el siguiente turno, y el jugador atacante también gana una activación extra para más adelante.

Los jugadores también tienen una selección aleatoria de cartas de habilidad a su disposición, una de las cuales puede utilizarse en cada turno. Los poderes incluyen el reposicionamiento de las piezas para obtener más ventajas tácticas durante los disparos y la reparación de daños.

Iron Forest ha sido presentado durante la convención de juegos de mesa Essen Spiel 2021 de este año en Alemania. El diseñador señaló que el título, en el que se lleva trabajando unos tres años, fue creado como un juego de destreza para jugadores más mayores que Ice Cool, con una ambientación más madura y una mayor complejidad en su reglamento.

Iron Forest buscará convertirse en realidad a través de una campaña de Kickstarter el 8 de febrero de 2022, según ha anunciado el editor Brain Games.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.