The Elder Scrolls: Call to Arms, un juego de mesa narrativo basado en el universo de Skyrim y Oblivion

0
1124
Logotipo del juego de mesa The Elder Scrolls: Call to Arms

La serie de videojuegos The Elder Scrolls llegará a las mesas de juego a finales de este año como un juego narrativo de miniaturas.

Modiphius está desarrollando The Elder Scrolls: Call to Arms, la compañía ya publicó otro juego de Bethesda, Fallout: Wasteland Warfare, el año pasado (Ver: Fallout: Wasteland Warfare podría contar con un modo campaña)

No es de extrañar que Call to Arms esté basado en el sistema de juego de Wasteland Warfare, aunque la compañía contará con Mark Latham, diseñador de The Walking Dead: All Out War, para adaptar los elementos de combate y narrativos al universo de fantasía de The Elder Scrolls.

Los jugadores tiran un d20 personalizado para pruebas de habilidad y atributos, con un grupo de dados de seis caras que introducen efectos adicionales a los ataques cuerpo a cuerpo y a distancia.

Portada del juego de mesa The Elder Scrolls: Call to Arms

Al igual que en Skyrim, la popular entrega de la serie de 2011, Call to Arms tendrá características de resistencia y “magicka” que los jugadores podrán usar para mejorar acciones y hechizos. La resistencia se puede utilizar para mejorar movimientos como sprint, golpes de escudo, ataques y disparos, mientras que la magicka es el coste de los hechizos para los personajes con habilidades mágicas. La resistencia y la magia se recuperan lentamente con el tiempo, o más rápido usando pociones y hechizos de restauración.

El sistema de inteligencia artificial de Wasteland Warfare se ha simplificado y racionalizado para introducir enemigos controlados por el juego en la batalla entre jugadores, los Draugr no-muertos de Skyrim y los elfos corruptos Falmer son dos de las facciones que pueden aparecer en el mundo y atacar a ambos bandos.

The Elder Scrolls: Call to Arms, mucho más que un juego de escaramuzas

Además, las reglas para crear una facción controlada por el jugador también se han cambiado con respecto a Fallout, cambiando los supervivientes por el típico grupo de aventureros. Las compañías de Call to arms estarán formadas por personajes alineados con facciones específicas, contando tanto con héroes como por soldados y aventureros.

Elder Scroll: Call to Arms tiene diferentes modos de juego. Podemos jugar de forma competitiva o en modo cooperativo con múltiples jugadores o en solitario. El juego narrativo incluye escenarios con mazmorras y otras aventuras basadas en objetivos, algunas de las cuales pueden vincularse en una campaña donde los personajes de los jugadores evolucionan.

Tanto en el modo competitivo como en el cooperativo, el juego utiliza un mazo de cartas de búsqueda para introducir objetivos secundarios y un mazo de cartas de eventos que se roban cada turno para desencadenar situaciones universales y específicas del entorno, todas ellas inspiradas en los videojuegos.

Los personajes de los jugadores ganan experiencia en forma de puntos de victoria y pueden subir de nivel durante el juego, aumentando sus atributos y permitiendo habilidades adicionales. Los héroes pueden personalizarse aún más mediante la elección de tres estilos de juego diferentes: poder, sombra y hechicería, y su raza, con los beneficios específicos para cada especie que ello conlleva, como la resistencia al fuego Dunmer y la regeneración de salud Argónica.

Los personajes entran en la batalla con un equipo inicial personalizable, y pueden ganar nuevos objetos como armas, armaduras, pociones, hechizos y más abriendo cofres que encuentran durante los escenarios. Además de los hechizos típicos, también pueden invocar conjuros y usar gritos de dragón.

Call To Arms reunira en un futuro toda la saga de videojuegos de The Elder Scroll

Los primeros lanzamientos de Call to Arms estarán basados en Skyrim, el juego incluirá miniaturas de resina de 32 mm que incluye a los personajes Hadvar, Ralof, Yrsarald Thrice-Pierced, Marcurio, Mjoll the Lioness, Ulfric Stormcloak, Galmar Stone-Fist, General Tullius y Lydia. Modiphius dice que una banda típica de un jugador consistirá de uno a seis héroes y de 3 a 15 «tropas»

El set inicial para dos jugadores incluirá figuras de Stormcloak y de la Legión Imperial luchando durante la Guerra Civil de Skyrim, se publicarán juegos de miniaturas adicionales junto con el set inicial. Además, se publicará una caja para un solo jugador con el personaje Dragonborn, en una misión en solitario.

Miniatura de dragonborn de The Elder Scrolls: Call to Arms

Con toda la serie Elder Scrolls teniendo lugar en el mundo de Tamriel, Modiphius ha confirmado que los futuros lanzamientos de Call to Arms incluirán personajes, lugares, criaturas AI y habilidades de otros juegos que no sean Skyrim, incluyendo Elder Scrolls Online MMO y Oblivion. A pesar de que la historia de los videojuegos se desarrolla con cientos de años de diferencia, los sets podrán combinarse, de modo que, por ejemplo, podrás enfrentar a los héroes de Oblivion en el paisaje congelado de Skyrim.

The Elder Scrolls: Call to Arms llegará al mercado en estas navidades. Antes del lanzamiento, Modiphius ha publicado la miniatura del juego Dragonborn como una figura independiente en su tienda online; el modelo también estará disponible en las próximas convenciones donde se presente el juego.