New Bedford, la pesca de la ballena

0
20
Portada del prototipo de New Bedford

La editorial estadounidense Dice Hate Me Games publicará este año New Bedford, el primer juego del diseñador Nathaniel Levan, a finales de 2014, y parece ser que sin recurrir al crowdfunding como en sus últimos títulos.

Portada del prototipo de New Bedford

New Bedford es un juego de construcción y colocación de trabajadores para 2 a 4 jugadores. La acción nos traslada a principios del siglo XIX, a la época dorada de la pesca de ballenas en Estados Unidos. Los jugadores deberán desarrollar la ciudad del mismo nombre en una prospera comunidad ballenera a través de la gestión de recursos, construcción de recursos y misiones de pesca.

La partida dura doce turnos, existen dos tableros, el tablero de la ciudad y el de pesca. Cada uno de ellos permite realizar acciones básicas: conseguir recursos (comida, piedra, madera) Vender productos, construir edificios, atracar barcos y enviarlos a pescar; estas acciones se pueden realizar todas las veces que se quieran en un turno, aunque aquel que las realice primero obtendrá bonificaciones. Para poder llevar a cabo estas acciones, los jugadores deberán de asignar uno de sus dos trabajadores a los espacios correspondientes.

Componentes de New Bedford

Los edificios construidos añaden acciones o permiten combinar varias acciones, si otro jugador quiere usar un edificio que no ha construido tiene que pagar a su propietario. Para mandar barcos a pescar los jugadores pagan un importe, dependiendo de lo lejos que quieran enviar sus barcos. Los barcos se acercan progresivamente a la costa y los marcadores de ballena aparecen al azar, dando la oportunidad a los barcos más alejados de variar su rumbo para obtener su presa. Tras doce turnos se contabilizan los puntos por los edificios construidos, las ballenas capturadas y el dinero conseguido; quien más haya obtenido será el ganador.

New Bedford es un juego en la línea de Agricola o Le Havre, con multitud de opciones y posibilidades pero teniendo que elegir cuidadosamente cual llevar a cabo. El trabajo de Nathaniel Levan verá la luz a finales de año gracias a Dice Hate Me Games que, aunque suele financiar sus juegos vía Kickstarter, todavía no se ha pronunciado con este título