Vídeo: Sails of Glory, contenido de la caja

5
45

Sails of Glory por fin está en nuestras manos. El último juego de Ares Games y que Devir ha traído traducido a nuestro idioma. En este primer vídeo os mostramos el contenido de la caja básica de este esperado juego.

sails of glory slide

A comienzos del año pasado ya os informamos (aquí) del lanzamiento por parte de Ares Games de su kickstarter de Sails of Glory. Desde entonces, tras algo más de un año y con algunos pequeños retrasos (aquí), la espera por fin ha merecido la pena. La campaña del crowdfunding fue todo un éxito e incluso la primera edición del juego se llegó a agotar en algunos países de Europa o USA (aquí). Tras otro pequeño espacio de tiempo, Devir se puso a trabajar esta edición traducida al castellano, y del que ya podemos (y lo hemos hecho) disfrutar en nuestras mesas.

Probando Sails of Glory

Sails of Glory es un juego de miniaturas que recrea a la perfección los combates navales de la época durante las guerras Napoleónicas. El juego es sencillo, y más si ya conoces juegos como: Wings of War o X-Wing, ya que cómo decimos en el vídeo: “…el motor de movimiento de los barcos se hace con un mazo de cartas…”. Si por el contrario, Sails of Glory va a ser tu primer juego de simulación con miniaturas no tienes que preocuparte. Las reglas básicas son muy sencillas, y en cuanto leas las primeras páginas del reglamento, veras que ya estás listo para jugar tus primeras partidas. Una vez que ya estés familiarizado con el sistema de juego, movimientos y acciones, tras un par de partidas, podrás ir añadiendo complejidad a tus encuentros con las reglas adicionales, que hacen crecer a este juego en cuanto a mecánicas e incluso ambientación a la hora de manejar tu embarcación, ya que hasta cuando vamos leyéndonos estas reglas adicionales, nos damos cuenta que añaden más realismo y recrean las funciones de la tripulación de nuestro barco. Finalmente si al juego le añadimos las reglas avanzadas, veremos y disfrutaremos de Sails of Glory en todo su esplendor, ya que reglas como la Acción de Grog! o Abordajes le dan a la Tripulación un papel bastante importante.

 Un pequeño battlereport de Sails of Glory

En nuestra primera toma de contacto con Sails of Glory, fuimos 6 jugadores cada uno manejando un barco (tenemos varias copias del juego en nuestro grupo de juego). Utilizamos las reglas avanzadas y sin accidentes geográficos (arrecifes o islas). En los primeros turnos casi todos los capitanes pusieron  sus navíos a toda vela y tras un par de turnos de avances sin combate (nadie llegaba a nadie), algunos barcos ya se orientaban hacía el centro del tapete, mientras que otros empezaban a recoger velamen y cambiar sus trayectorias. En mi caso, logré encararme colocándome en posición de Fuego de Enfilada (los disparos atraviesan de proa a popa) y saliendo de los ángulos de tiro de mis adversarios. Creo que fue el mejor movimiento de toda la partida, pero la fastidie cuando anteriormente le había dado la orden a mi tripulación de que cargaran los cañones con Doble Bala, (que sí, que hace más daño, pero tiene menor alcance) pero con la mala suerte de que no llegaba por un pelo a ninguno de mis adversarios ingleses.

Como era de esperar, en un lado del tapete se formó un tapón, con sus consabidos choques de casco y solapamientos de miniaturas. En dicha refriega uno de los barcos enemigos se encontró entre las baterías de dos de nuestros barcos y sufrió graves daños (incendio, brecha en el casco con agua). Finalmente pude colocarme de tal manera que volví a tenerle en posición de Fuego de Enfilada, y ahora sí, en esta ocasión, pude ver los destrozos que causaron mis disparos con Doble Bala, haciendo que el capitán del barco rindiera su nave.

Sails of Glory, partida

Pero en la mar, mi querido grumetillo de agua dulce, no te olvides del catalejo y así no perderás de vista al adversario y al igual que hice grandes daños al navío inglés enemigo, yo también iba recibiendo daños por parte de otras naves. El resultado final, también tuve que rendir la nave, ya que aunque los daños en el casco no eran importantes (tenía la nave a la mitad de daños), si que me masacraron a al tripulación, dejándome más solo que un boquerón.

Esta es (por encima) mi primera apreciación de Sails of Glory, un juego que recrea fielmente la dificultad que suponía el manejar y navegar con este tipo de barcos. Intentaremos hacer un próximo vídeo mostrando cómo se juega con alguna batalla de este juego que, sin duda alguna, pondremos sobre la mesa en más de una ocasión.