Dungeon Fighter, explorar mazmorras ya no es lo que era

Dungeon Fighter es un juego cooperativo para hasta seis jugadores, incluso se puede jugar en solitario, cuya principal novedad es su dinámica de juego, y es que cuando un juego introduce reglas físicas para tirar los dados, muy normal no debe ser…

Portada de Dungeon Fighter

LOS COMPONENTES

Dungeon Fighter nos traslada a un reino de fantasia donde los héroes han desaparecido, harto de los desmanes cometidos por los aventureros, el rey decide crear un dungeon infernal y encerrar allí a los supuestos “héroes”

El juego consta de varias tarjetas de mazmorra, para crear el tablero modular, una torre donde colocar las cartas de monstruos por nivel de dificultad y el equipo disponible, tarjetas de personajes, una tarjeta para llevar el control de los puntos de vida de los monstruos, monedas de oro con las que comprar equipo, unos bonitos dados de colores; los dados del héroe, otros dados de bonus y lo mejor de todo, un bonito tablero que simula una diana con dos tibias cruzadas.

EL OBJETIVO

El objetivo del juego es bastante sencillo, cruzar el dungeon en el que la guardia del rey nos ha metido a punta de lanza y derrotar al jefe final para sobrevivir.

REGLAS Y MECANICA

Al principio del juego montamos el dungeon de tres niveles, el último será la mazmorra del jefe, se colocan los monstruos por nivel de dificultad y se elige la misma. Los jugadores seleccionan un personaje de los nueve disponibles, a cada cual más pintoresco y con habilidades especiales, dependiendo del color del dado que utilicen, se elige el héroe y a explorar el dungeon.

Cuando entramos en una habitación se saca una carta de monstruo, los jugadores se enfrentan a él lanzando los dados para intentar eliminarlo. Y es aquí donde está la gracia del juego, en el lanzamiento del dado. El dado se debe tirar sobre la diana, si cae sobre un número, el monstruo sufre un daño igual al resultado, si además sale el resultado del ojo, los personajes podrán usar la habilidad especial correspondiente al color del dado. Pero no todo iba a ser tan fácil. La regla básica de la tirada del dado es que debe rebotar en la mesa antes de caer en la diana y los monstruos y los objetos tienen “hándicaps” que hacen la tirada más difícil (He llegado a sufrir un “lanzamiento saltando y que el dado golpee la cabeza antes de rebotar en la mesa) lo que convierte muchas veces cada tirada en una disciplina olímpica.

Si no conseguimos eliminar al monstruo con los tres dados de colores, podremos usar dados blancos de bonificación, aunque estos se gastan. Si el bicho sobrevive, el grupo sufrirá el daño que marca su carta. Cuando algún personaje muere, vuelve a la vida aunque con una cicatriz que le hace perder una de sus habilidades especiales.

Durante el viaje encontraremos fuentes sanadoras y tiendas, lugar para comprar dados y objetos con los que enfrentarnos al jefe final.

JUDIADAS

El jugo en si es una judiada para los jugadores. Algunas tiradas requieren de un entrenamiento digno de un atleta olímpico, pudiendo haber lesionados

OPINIÓN

Dungeon Fighter es un juego muy divertido, las reglas nos recuerdan una y otra vez la importancia de hacer patochadas (Como la pose final al derrotar al monstruo) el sistema de lanzamientos mantiene la tensión en todo momento y los gritos de victoria, al derrotar al monstruo; y las carcajadas, ante los tiros imposibles; están asegurados. Puede resultar un poco repetitivo a largo plazo, pero siempre es una opción para pasar un rato divertido. NOTA: Calentar antes de jugar.

9 thoughts on “Dungeon Fighter, explorar mazmorras ya no es lo que era

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies