Jason Rohrer y el último juego de la humanidad

0
30

Jason Rohrer ha ganado el 10 annual and final game design challenge en la Game Developers Conference que tuvo lugar el pasado mes en San Francisco. Bajo la premisa de “El último juego que jugara la humanidad” el autor se impuso con su juego de mesa a los creadores de videojuegos. Solo ha necesitado 15 kilos de titanio y el desierto de Nevada.

Jason Rohrer se ha impuesto en la Game Developers Conference con su juego de mesa “A Gane for Someone” El concurso ha retado durante diez años el talento de los creadores de juegos al tener que crear uno basado en un tópico abstracto. Este año, el último en el que se celebrará el concurso, el tema era el último juego que jugara la humanidad. El autor, que ha diseñado juegos como Passage y Sleep in death, ha creado un juego con la idea de que ningún ser humano que vive actualmente pueda jugar.

Piezas del juego de Jason Rohrer

Rohrer ha diseñado un juego de tablero, lo ha construido en titanio, ha fabricado un tubo especial en el que ha guardado las reglas, fabricadas con un papel especial resistente al tiempo, lo ha metido en una caja, también de titanio, y lo ha enterrado en el desierto de nevada. Los materiales aseguran una durabilidad de más de 3.000 años. El autor fue tan amable de proporcionar la localización exacta del juego entre más de un millón de coordenadas falsas. Si alguien intentase cubrir una localización diaria tardaría  2.700 años en completarlas todas. Muy simpático el Rohrer este.

Caja del juego de Jason Rohrer

Rohrer, que ganó la edición del 2011 con el juego que solo podía jugarse una vez, ganó el premio que, entre otras cosas, incluía un documento que le certificaba como propietario de un acre de terreno en la Luna.