Victus: vídeo del contenido de la caja y explicación de las reglas

1
18
El juegod e cartas Victus que será presentado en las Devirfest

Hemos podido probar el juego Victus, un título que simula con cartas -y de forma sencilla- el asedio que se produjo de la ciudad de Barcelona por parte de los Borbones y que tuvo como resultado final la caída de esta (año 1.714). Por cierto, que el desarrollo de este título ha corrido a cargo de Oriol Comas, que tenemos que decir que ha realizado un buen trabajo.

En el juego se puede interpretar a cada uno de los dos bandos, de forma aleatoria y esto lo determina el azar, y como se puede ver en el vídeo que vamos a dejar en este artículo, se deben realizar 15 rondas para determinar quién es el ganador de la partida (siempre hablando de bandos, por lo que es colaborativo aunque al principio no se sabe con certeza a que bando pertenece cada jugador, lo que le da un encanto especial a Victus).

Oriol Comas creador de Victus
Oriol Comas, creador del juego Victus.

Se disponen de diferentes cartas: Protagonistas, cinco; Personajes -que son los que le dan a Victus de un poso aleatorio que le hace divertido y que afecta de forma directa a las resoluciones de las rondas-; y, finalmente, los Sitios, que se dividen en palos que están representados por ilustraciones en su parte central. El juego es dinámico y divertido, y una vez que se aprende a jugar y se conocen todos los entresijos que tiene, es posible establecer planes de acción conjuntos (pero Villaroel no debe ser desvelado al principio), eso es básico, ¿verdad Oriol?

En definitiva un juego divertido, del que es posible que en breve os podamos dar buenas noticias al respecto, y que llama la atención por lo simple que resulta cuando se aprende a jugar (y, además, también destaca por la forma de dirimir los empates, que no está precisamente muy vista). Por cierto, se lanzará un juego más basado en la novela de Albert Sánchez Piñol que será más complejo y ofrecerá un tiempo de juego superior a los 45 minutos que se tarda en jugar a Victus.

En cuanto a la edición de la editorial Devir, como es habitual los materiales son de calidad y las ilustraciones llamativas. Además, tiene el toque diferencial de llegar en una caja que simula a un libro (con cierre por imán), lo que es distinto y muestra claramente que el juego se basa en una novela.