Last Saga logra la financiación en tiempo record

1
24
Logotipo de last saga

Last Saga, el juego de escaramuzas de Rocket Games, ha conseguido en menos de 24 horas la financiación para producir los primeros starters set de las diferentes facciones, restando prácticamente toda la campaña para desbloquear nuevas miniaturas.

Logotipo de last saga Last Saga es un juego de miniaturas a escala escaramuza, ambientado en un universo futurista donde la humanidad, conocida como el concilio, se defiende con uñas y dientes del ataque de distintas fuerzas alienígenas. Para dar un impulso a corto plazo a la producción de las miniaturas, Rocket Games puso en marcha una campaña en kickstarter con las que realizar los starters packs de dos facciones (El concilio y los Uruhvel, una misteriosa raza que usa biotecnología para llevar a cabo la colonización sistemática de las estrellas) y en un tempo record han conseguido su objetivo, comenzando a desbloquear nuevas miniaturas.

Last Saga; el concilio

Last Saga enfrenta a dos fuerzas compuesta por 6 a 15 miniaturas divididas en Oficiales (Unidades de mando con habilidades únicas) Unidades básicas (El grueso de la fuerza de combate) y Unidades Avanzadas (tropas de élite o especializadas) El juego utiliza D6 para resolver las tiradas mientras que el sistema se basa en la asignación de contadores de acción. Cada jugador tiene un número determinado de contadores en función del tamaño de la partida, que asignará a sus unidades. También existe la opción de “forzar” a las unidades para que realicen más de una acción, aunque deberán recuperarse del esfuerzo en el turno siguiente.

Last Saga los Uruhvel

El arte conceptual de Last Saga está realizado por Alexandr Pascenko, mientras que de la manufactura de las miniaturas se encarga Questron (Mantic, Sodapop) cada starter cuenta con un oficial, una unidad pesada, tres “unidades de línea” y una unidad especial. Por 36 libras más gastos de envío, que se realiza desde Europa, tenemos los dos starter, también se han ido descubriendo más unidades que se podrán adquirir como Ad-ons.

Miniatura de Last Saga

Quizás el punto débil de Last Saga es la finalización de las reglas ya que, si bien han publicado una beta con las mismas, advierten que el equilibrio del juego no está totalmente acabado y que algunos detalles pueden cambiar con respecto a la versión final. Podéis encontrar más información en la página de la campaña de Kickstarter