Race for the Galaxy, conquista el espacio

9
41

Hola amigos!!.

Hoy analizaremos Race for the Galaxy,  un juego de Tom Lehmann y editado por Río Grande Games. ¡Veamos como es!.


race for the galaxy 0

cartel race2

Race for the Galaxy es un juego de cartas en el que tendremos que hacer que nuestra civilización o raza alienígena, se expanda por el universo colonizando y sacando recursos de planetas e investigando nuevas tecnologías. Gana la partida el jugador que al final de su turno sea el primero en lograr tener 12 cartas sobre la mesa (Planetas o Tecnologías), o se agoten los tokens de Puntos de Victoria (PV), que tendremos en el centro de la mesa.

En las partidas que jugamos, también añadimos algunas de las tres expansiones que tiene el juego (en preparación una cuarta), y que añaden, aparte de incrementar el número de jugadores a 5 o 6, Objetivos Alternativos que harán que tus estrategias y manera de enfocar la partida cambie con respecto al juego básico, por lo que podréis ver fotos con componentes que no vienen en la caja básica.

IMG-20131103-WA0000

Una partida con tres jugadores.

COMPONENTES Y DESCRIPCIÓN DE CARTAS:

El juego básico trae unas 150 cartas y numerosos tokens de cartón, para los PV, con valores de 1, 5 y 10.

En las cartas podemos ver la siguiente simbología:

En la esquina superior izquierda sabremos si la carta es de Planeta o de Tecnología por el símbolo, un círculo para los Planetas y un rombo para las de Tecnología o Desarrollo. En el mismo sitio, al lado del rombo o círculo veremos los puntos que nos otorga esa carta, dichos PV se representan con un pequeño hexágono. Adicionalmente algunas Cartas de Planeta tienen otro pequeño círculo rojo, simplemente es para indicarnos que son Planetas Rebeldes.

Las cartas de Planetas se diferencian en civiles y militares. Los Planetas Civiles serán los que tengan el borde del círculo en negro, mientras que los Planetas Militares serán los de borde rojo. Para conquistar un Planeta Civil tendremos que pagar su coste con otras cartas, pero si queremos conquistar un Planeta Militar deberemos tener un cierto Poder Militar, que se obtiene mediante Tecnologías, Planetas Militares u otras bonificaciones que nos aporten otras cartas que ya tengamos en juego.

Las Cartas de Planeta tienen colores diferentes (azul, marrón, verde o amarillo), indicándonos el tipo de recurso que nos aporta cuando elijamos la Acción de  Producir con ese Planeta. Algunos otros Planetas son de color gris y éste no nos aportará ningún recurso. Hay otras Cartas de Planetas que  llamaremos Planetas Windfall (ganancia inesperada), y se representan con un halo de color que rodea el símbolo de Planeta. Estos Planetas Windfall nos suministrarán recursos pero usando otras cartas, y no por ellos mismos.

En el margen izquierdo de todas ellas, veremos una columna con unos indicadores (con números romanos y el símbolo del $), para ayudarnos a identificar en qué Fase del Juego tiene que usarse dicha carta y los beneficios (bonus), que nos aporta jugar dicha carta. Las cartas se completan con un encabezado, que da nombre a la carta y varios símbolos los cuales son bastante intuitivos y fácilmente identificables de lo que puede hacer la carta. También en algunas de ellas encontraremos un pequeño recuadro con algún tipo de explicación de la función de la carta.

Diferenciamos los siguientes tipos de cartas:

  • Cartas de Acción:  Hay 4 mazos para cada jugador. Estas cartas son iguales para todos los jugadores y nunca nos las podrán robar o hacer que las perdamos a lo largo de la partida. Este pequeño Mazo de Acción, está compuesto por siete cartas que representan las Acciones que podremos llevar a cabo en nuestro turno. Las cartas las explicaré más adelante en el apartado de Acciones y Fases del Juego.
  • Cartas de Planeta Inicial: Tendremos 5 Planetas Iniciales, que repartiremos al azar entre los jugadores. Cuando cada jugador tiene su Planeta Inicial, los sobrantes se mezclarán con el resto de cartas.
  • Cartas de Planetas y Tecnologías: Son el resto de cartas. Con ellas formaremos un Mazo Principal del que los jugadores irán robando Planetas y Tecnologías, y que podremos bajar de nuestra mano para ponerlas en juego. Estas cartas también nos servirán como moneda de cambio para pagar los costes de los desarrollos de una nueva Tecnología o la exploración de un nuevo Planeta que hayamos bajado a la mesa.
  • Panel de referencias y simbología: Con el juego vienen 4 paneles de cartón, que nos servirán de ayuda durante las primeras partidas para consultar la diferente simbología que aparece en las cartas.

2013-11-03 01.56.332013-11-03 00.13.45

Vistas del Panel de referencias. 

PREPARACIÓN:

Para comenzar a jugar a Race for the Galaxy, tendremos que dar a cada jugador un Planeta Inicial. Como hemos dicho antes, los Planetas Iniciales sobrantes irán mezclados entre el resto de cartas. Se repartirán seis cartas del Mazo Principal a cada jugador, y de las cuales tendremos que quedarnos con cuatro en nuestra mano, las sobrantes irán descartándose en otro mazo al que llamaremos Mazo de Descartes.

En el centro de la mesa colocaremos el Mazo Principal, los tokens de PV (pequeños azules), y el Mazo de Descartes. En caso de jugar con alguna expansión, también colocaremos los tokens de Objetivo Adicional, (tokens cuadrados amarillos),  para que cada jugador vea los que están sin cumplirse y puedan ser elegidos.

2013-11-03 02.09.52

Vista general de la mesa, con tokens de PV y Objetivos Adicionales. 

ACCIONES Y FASES DEL JUEGO:

Con las cuatro primeras cartas de Planetas o Tecnología ya en su mano, cada jugador deberá elegir en secreto una carta de su Mazo de Acción, poniéndola boca a bajo a un lado. Esa Acción nos dará cierto privilegio (bonus), sobre el resto de jugadores a la hora de jugarla. Una regla del juego es que cuando juguemos una Acción, cualquier jugador podrá (si quiere o puede pagar su coste), jugar esa misma Acción, pero no se podrá beneficiar del bonus por no haberla elegido. Las Acciones se revelan de forma simultánea. Sólo se jugarán las Acciones elegidas por los jugadores y resolviéndose en el siguiente orden:

  • Exploración (I): Cuando un jugador revele esta Acción, todos los jugadores podrán robar 2 cartas y quedarse con 1 de ellas. Tenemos dos cartas de exploración. Una de ella nos ofrece la posibilidad de robar 5 cartas más del Mazo Principal, pero sin quedarnos ninguna, y la otra lo que nos hace es robar 1 carta más  y quedarnos con otra más en la mano. Esta Acción suele “mover” el mazo más rápido y hace que tengamos en nuestra mano cartas más variadas con las que jugar. Por ejemplo, si no hemos elegido exploración, no tendremos ninguno de los dos bonus antes descritos, pero si que podremos seguir explorando, robando 2 cartas del Mazo Principal y descartando 1 de ellas.
  • Desarrollar (II): En esta fase del juego, podemos bajar de nuestra mano, previo pago (descartándonos de otras cartas), Cartas de Tecnología (cartas con rombo). Para poder jugar una carta de nuestra mano y bajarla a la mesa, tendremos que pagar (descartándonos), el mismo número de cartas como valor tenga la carta que queramos jugar. El jugador que haya elegido Desarrollar como Acción, tendrá un bonus de -1 a reducir del valor que tiene que pagar. El resto de jugadores que no hayan elegido la Acción de Desarrollar tendrán que pagar íntegramente el valor de la carta que quieran bajar, si quieren desarrollar alguna Tecnología (no es obligatorio).
  • Colonizar (III): Cuando hayamos elegido la Acción de Colonizar se jugará de igual manera que Desarrollar, pero sólo se podrán bajar cartas de Planetas (cartas con círculo). Si hemos elegido la Acción de Colonizar, como bonus aparte podremos robar una carta.
  • Comercio ($): Con esta Fase volvemos a encontrarnos con que podemos elegir utilizar dos cartas diferentes. Una será Comercio (símbolo $), y la otra será Consumo. Si hemos elegido la Acción de Comercio, se tendrá que jugar antes de Consumo y sólo se beneficiará el jugador que haya jugado esta Acción, pudiendo “vender” recursos a cambio de cartas. Por ejemplo, si tenemos un Planeta de color verde (Genes), podremos cambiarlo por 4 cartas. O si por el contrario elegimos un Planeta de color azul (Navelty), a la hora de comerciar con él nos darán 2 cartas. Sólo se puede elegir un Planeta para Comerciar con él.
  • Consumo (IV): Una vez que el jugador haya Comerciado se podrá seguir con la Acción de Consumo. Con esta Acción podremos cambiar nuestras cartas de recursos por PV. Esta Acción es obligatoria para todos los jugadores que tengan en juego algún Planeta. Como bonus por haber elegido esta Acción, el jugador que haya elegido esta carta podrá tener el doble de PV. 
  • Producir (V): Esta es la última Fase del Juego. El jugador que haya decidido hacer esta Acción, deberá robar una carta del Mazo Principal y colocarla boca abajo, debajo de la Carta de Planeta, para simbolizar que dicho Planeta ha producido recursos. Sólo se podrá poner una carta por Planeta. Recordemos que dicho recurso vendrá designado por el color del Planeta.  Como bonus al usar esta carta, aparte de colocar un recurso bajo el Planeta, también podremos producir recursos en nuestros Planetas Windfall.

2013-11-02 23.36.49

Las siete cartas del Mazo de Acción.

 FIN DEL JUEGO:

El juego acaba cuando algún jugador logre poner en juego, sobre la mesa, 12 o más cartas de Planeta o Tecnología. O se agoten los tokens de PV que haya sobre la mesa. En ese momento terminaremos el turno que estemos jugando y pasaremos a contar todos los PV de tengamos disponible.  Sumaremos el valor de los hexágonos de todas las cartas, tokens de PV conseguidos durante la partida, tokens de Objetivos Adicionales (sólo con las expansiones), y cartas adicionales. El jugador con más PV será el ganador.

IMG-20131103-WA0002

VALORACIÓN:

Race for the Galaxy es un juego que para los no iniciados en el “mundillo” de las cartas, puede resultar un poco abrumador por la cantidad de simbología que tienen sus cartas. Pero que gracias al libro de reglas (en inglés) o los Paneles de Referencia, tiene fácil solución y rápidamente te quedas con lo que representa. La dependencia del idioma es baja, ya que gracias a tanto símbolo la mayoría de las cartas se entienden de un rápido vistazo y el poco texto que tienen algunas cartas se entiende con un nivel básico de inglés.

En las primeras partidas que jugué, destaca la experiencia de jugadores experimentados sobre los novatos. No por la mecánica del juego (que la pillas en un par de turnos), si no por que ya se conocen las cartas y las posibles combinaciones más rentables que se pueden hacer. Pero como os digo, tras mi primera partida, te das cuenta de que podías haber hecho esta combinación o esta otra, con lo que te dan ganas de jugar otra partida.

Un punto que no me gustó en el juego fueron las hostilidades. Cuando estaban explicándome el juego, yo oía “…planeta militar….colonización militar….”. Y me imaginaba que cualquier jugador podía atacarme, o que yo les podía colonizar un planeta y tendría que gastar recursos en defender mis planetas…Pero no. Race for the Galaxy es eso….una carrera. Es un juego de tu propia gestión de recursos y desarrollos. No hay ninguna interferencia de un jugador a otro…no puedo robar PV de un jugador, o hacerle subir a la mano alguna de las 12 cartas que necesita tener bajadas para ganar. Sin duda, eso alargaría el juego, pero también le daría más carnaza. Dicen….(que no la jugamos), que hay una expansión que tiene un poco más en cuenta las acciones militares, pero tampoco penséis que es un Magic The Gathering, por que nadie te va a robar o destruir tus planetas. En este punto, pensé que hasta el Dominion, tiene más interacción entre jugadores…sobre todos cuando sacas la carta de “Ladrón” o “Bruja”.

Race for the Galaxy es un juego de mucho azar. Si tienes suerte con el reparto del Planeta Inicial (hay uno de los 5 que empieza con un recurso), ya sabes cual va a ser tu estrategia a seguir, y si encima te tocan las cartas necesarias, no hay quién te pare. En una de mis partidas, me tocaron cartas de lo más variadas, con lo que no sabía (también por novato), hacia donde orientar mi jugada. Me iba descartando y descartando de cartas, que en la siguiente mano me abrían venido de maravilla. Con lo que pasaron varios turnos, pasándome cartas y sin poder usarlas, mientras que el resto de jugadores ya habían conseguido adelantarme.

Resumiendo, Race for the Galaxy es un juego rápido que puedes sacar para llenar alguna hora muerta, y que con jugadores ya experimentados podrías hasta jugar un par de partidas. Al principio te costará aprenderte los iconos, pero con 2 o 3 partidas ya estarás listo para jugarlo y sacarle el máximo partido. Creo que las expansiones, o por lo menos alguna de ellas, son necesarias, ya que le aportan más vidilla al juego. Mi valoración final un 8/10.

2013-11-03 01.04.05

Partida con cuatro jugadores.