Hurlyburly, la carrera científica a golpe de catapulta

398
Arte de la nueva edición de Hurlyburly

Hurlyburly, un juego de destreza en el que tenemos que destruir las torres de nuestros rivales con catapultas, volverá en una nueva edición de la mano de CMYK, el estudio responsable de Wavelength.

Publicado originalmente por La Mame Games en 2019, Hurlyburly volverá gracias a CMYK que buscará la financiación necesaria para hacerlo realidad a través de una futura campaña de kickstarter.

Hurlyburly es un juego de mesa para dos a cuatro jugadores ambientado en Armenia durante 1901, donde equipos rivales de científicos buscan descubrimientos en una cordillera local.

Durante su expedición, los científicos tropiezan con un tipo de roca volcánica completamente nuevo, un hallazgo emocionante que podría grabar sus nombres en la historia para siempre. Sin embargo, los demás también ansían el mismo reconocimiento.

Cada grupo de científicos debe intentar construir una torre lo suficientemente alta como para poder comunicarse mediante un sistema de banderas, mientras que los equipos rivales intentarán derribar las otras torres para asegurarse de que pueden llevarse el mérito del descubrimiento.

Hurlyburly, destreza y puntería en este juego de Rikki Tahta

Prototipo de Hurlyburly

En el juego de destreza, los jugadores tratarán de construir una torre utilizando una colección de cartas, de forma similar a como se hace en Rhino Hero, que deberán apilar unas sobre otras. Además de ampliar y asegurar su torre, tendrán que gestionar sus propias catapultas alimentándolas con munición y mejorándolas.

En cada turno, los jugadores pueden elegir entre trabajar en su torre, manejar o mejorar su catapulta o atacar la torre de otro jugador, siempre y cuando su catapulta ya esté cargada.

Cuando lanzan un ataque, los jugadores disparan una andanada de «rocas» contra el objetivo elegido, pudiendo derribar la estructura o al menos eliminar algunos niveles. El jugador que tenga una torre de al menos cinco niveles, con una bandera colocada en la parte superior, gana al comienzo de su turno.

Hurlyburly ha sido creado por Verbena y Rikki Tahta, que diseñó el juego de deducción social Coup, así como el party game The Chameleon. Según CMYK, Rikki Tahta está colaborando con el estudio en la nueva versión de Hurlyburly.

A principios de este mes, CMYK anunció la publicación de Daybreak, el próximo juego de mesa de Matt Leacock y Matteo Menapace. Presentado originalmente con el nombre de Climate Crisis, Daybreak es un título cooperativo centrado en cuestiones medioambientales, en el que los jugadores trabajan juntos como grandes potencias mundiales para reducir las emisiones de carbono y suavizar el impacto del cambio climático.

La editorial aún no ha confirmado la fecha de lanzamiento de la campaña de Kickstarter para Hurlyburly, ni las posibles aportaciones para hacerse con el juego, ni cuando le llegará este a los mecenas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.