Los Cagones, el nuevo juego “Print & Play” de Darbel

0
59

La época navideña ya está aquí, sólo hay que acercarse a un centro comercial para darse cuenta a base de villancicos y decoración. Y, para poder pasar unas fiestas divertidas nunca está de más un juego de mesa, como por ejemplo Los Cagones que acaba de anunciar la editorial Darbel (los mismos de Tortilla de patata: The game).

El caso es que este título se adapta al momento en el que no encontramos ya que se representa a una de las figuras más divertidas y representativas de los nacimientos: Los Cagones. Sí, esa que se pone siempre en algún lado bien visible para que todo el mundo la vea y muestra a un pastor o agricultor que no ha podido aguantar “la llamada de la selva”.

Fichas del juego Los Cagones de Darbel

Básicamente, lo que se hace en este juego es ponerse en el pellejo de uno de estos personajes y, cuando se descubre que no hay sitio para construir su propia letrina (y apenas queda tiempo, así es la vida amigo…), se tiene que hacer todo lo posible para ser el que controla la única antes de que todo el mundo llegue para hacer “sus cosas”.

Un juego en modalidad Print & Play

Este es un título para dos jugadores y que se puede jugar a partir de los ocho años. Una de sus grandes virtudes para ser una opción familiar es que el tiempo de cada partida es muy corto (en cinco minutos es posible acabar una si se conocen las reglas, claro) y, por cierto, hay que decir que el autor es Dario Muel Guerrero, siendo este quien también ha realizado las ilustraciones.

Imagen del juego Los Cagones de Darbel

Como hemos indicado es posible descargar el juego para imprimirlo y comenzar a jugar, lo que es posible hacer en este enlace, pero hay una opción en la que por 4,50 euros es posible recibir todo el material preparado (como por ejemplo las diecinueve piezas plastificadas que son necesarias para jugar) en la misma página que hemos indicado antes. El caso es que este es un juego divertido, sencillo y rápido… ideal para poder utilizarlo en cualquier lugar -algo habitual en los trabajos de Darbel-. Pero ahora, disculparme ya que ¡el Señor Roca me llama con urgencia!