Camel up vencedor del Spiel des Jahres 2014

1
35
logo del Spiel des Jahres 2014

El Spiel des Jahres, el premio al mejor juego de mesa en Alemania, ha sido concedido hoy, 14 de julio, en una ceremonia en Berlín, alzándose con el galardón “Camel Up” diseñado por Steffen Bogen y publicado por la editorial alemana Pegasus Spiele.

logo del Spiel des Jahres 2014

Además del Spiel des Jahres, también se ha concedido el Kennerspiel des Jares. Este galardón premia aquellos juegos diseñados para jugadores más “expertos” En esta ocasión otro de los títulos distribuidos por Pegasus Spiele ha sido el afortunado; se trata de “Istanbul” del diseñador Rüdiger Dorn. El kennerspiel des Jahres  nació en 2011 para sustituir al premio del jurado. Dicho premio estaba dirigido a aquellos juegos que merecían un reconocimiento, pero cuyas mecánicas eran demasiado complejas para optar al Spiel des Jahres.

Junto con el Kinderspiel des Jahres, que premia al juego infantil del año y que se concedió el pasado mes de junio a “Geister, Geister, Schatzsuchmeister!” (Diseñado por Brian Yu y publicado por Mattel) estos dos premios son los galardones más importantes a nivel internacional del panorama de los juegos de mesa.

Spiel des Jahres 2014

Caja del juego de mesa Camel Up

Camel Up es juego de mesa donde nos convertiremos en miembros de la Alta Sociedad Egipcia con un único objetivo para divertirnos, apostar en nuestro hobby favorito ¡Las Carreras de Camellos! Dónde todo vale para convertirte en el más rico de Egipto.

Kennerspiel des Jhares 2014

Portada de Istanbul

En Istanbul, somos un importante comerciante en el gran bazar de Istanbul. Con la ayuda de nuestros asistentes, tendremos que apresurarnos a través de los estrechos callejones del bazar para conseguir los preciados diamantes antes que nuestros competidores. ¿Serás capaz de gestionar a tu equipo y tus mercancías para hacerte con la victoria en Istanbul?

Kinderspiel des Jahres 2014

Portada de Geister, Geister, Schatzsuchmeister

En una oscura y terrorífica casa, cada sonido provoca escalofríos. Se abre una puerta ¿hay alguien ahí? Oyes susurros, pero nadie responde a tu llamada. Tus ojos y oídos pueden engañarte, pero el vello de tu nuca te dice lo que ya sabes: Aquí hay fantasmas, y no solamente uno ya que estos espíritus son legión