Qwixx en castellano gracias a Morapiaf

0
34
Portada de Qwixx

Qwixx, el juego de Steffen Benndorf publicado por gameright en 2012 y nominado al Spiel des Jahres el pasado año, llegará a nuestro país en una edición en castellano de la mano de Morapiaf

Portada de Qwixx

Qwixx es un juego de  dados para 2 a 5 jugadores, que tendrán que marcar en su hoja de puntuación las posibles jugadas, da igual quien tire los dados. Todos los jugadores pueden marcar tantos, buscando “cerrar” las diferentes filas de puntuación a sus rivales.

El jugador activo lanza los seis dados (dos de color blanco y cuatro cada uno de un color, amarillo rojo verde y azul) anuncia el resultado de la suma de los dos dados. Cada jugador puede entonces marcar una casilla de cualquier color que se corresponda con el número anunciado. Después, el jugador activo puede tachar un número en la fila de un color que se corresponda con la suma del dado de dicho color y uno de los dados blancos. Si el jugador activo no tacha ningún número, marcará una casilla de tiradas fallidas. Cuando cualquier jugador tache las 4 casillas de tiradas fallidas se acaba la partida, se procede al recuento de puntos y el que más consiga es el ganador.

Cuando conseguimos marcar un número de un color, bloquearemos los valores a la izquierda del mismo, por lo que hay que tener cuidado de no cerrarnos nuestra puntuación. Cuando marcamos cinco números de un color, dicha fila queda cerrada retirándose del juego el dado de dicho color.

Componentes de Qwixx

Qwixx es un juego rápido, quizás caprichoso al depender de los dados, editado en una caja pequeña que podemos llevar a cualquier parte, fue nominado al Spiel des Jahres de 2013 y fue uno de los ganadores de los premios que concede la asociación MENSA en este 2014. Morapiaf lo ha lanzado al mercado al asequible precio de 8,50 €

En Qwixx, tras lanzar los dados, todos los jugadores tienen la oportunidad de usarlos para tachar un número de su ficha. Cuantos más números taches, más puntos conseguirás. Si además eres el primero en completar la columna de un color, bloquearás a tus adversarios. Pero, ¡cuidado! En Qwixx no está permitido retroceder. Y si corres demasiado y no planificas tu jugada, puedes ser tú el que acabe en un callejón sin salida.

Este juego de reglas sencillas y partidas cortas y emocionantes, te acompañará a cualquier sitio gracias a su ajustado tamaño. En una partida de Qwixx no hay lugar para el aburrimiento, puesto que hay que tomar decisiones incluso en el turno del oponente. Y para colmo, tiene un precio ridículo. No en vano, fue nominado a los Spiel des Jahres (el premio más prestigioso que puede ganar un juego de mesa), algo muy poco habitual en un juego de estas características.

FUENTE: Asociación Jugamos To@s