Tiro al pato, sobrevive al caos de la charca

6
113

Tiro al pato es un juego diseñado por Keith Meyers, para tres a seis jugadores que tienen que sobrevivir a una “sesión” de barraca de feria. Los jugadores deberán evitar los disparos de sus rivales y ser el último superviviente, rápido, sencillo, con una alta dosis de humor y mala leche y, lo mejor, aunque eliminen a todos tus patos, sigues jugando hasta el final de la partida.

Caja de Tiro al Pato

LOS COMPONENTES

Tiro al pato consta de 48 cartas que conforman el mazo de los patos, con seis patos de seis colores y cinco cartas vacías, 54 cartas de acción que podremos usar para eliminar a nuestros rivales y evitar que nos disparen, 6 cartas de “cielo”, que representa la línea de tiro por la que se mueven los patos, y 6 cartas de punto de mira, para indicar el espacio donde están apuntando los jugadores.

Componentes de Tiro al pato

EL OBJETIVO

Muy sencillo y básico. En tiro al pato deberemos ser el último que quede con patos sobre la mesa.

Los patos

REGLAS Y MECÁNICA

Lo primero es preparar el mazo de patos. Cada jugador elige un color, se queda con una de las cartas de pato y mete las otras 5, junto con las cartas de charca vacía, en una baraja. Se sacan las seis primeras cartas y se colocan en línea. Después se barajea el mazo de cartas de acción y cada jugador coge tres cartas.

El jugador con el pato más adelantado comienza juego y resuelve su turno, deberá jugar una carta de acción y, a continuación, robar una carta del mazo. Solo en el caso de que no pueda jugar una carta porque vaya contra las reglas, podrá descartarse de una carta y robar otra. No está permitido descartar cartas como recurso táctico, si se puede jugar una carta, aunque nos perjudique, hay que jugarla.

Cuando un pato recibe un disparo, la carta se le da al jugador, cuando tenga los seis patos no podrá ganar pero, seguirá jugando. Esta es la gran novedad, los jugadores eliminados pueden clamar venganza contra sus verdugos y fastidiar lo que quieran sembrando el caos en la partida. Cuando solo quede un jugador con patos en la mesa, la partida termina.

JUDIADAS

En tiro al pato las posibilidades de fastidiar al rival son infinitas. La mayoría de las cartas suponen un fastidio para todos los jugadores y, al estar obligados a jugarlas, lo más probable es que alguien acabe disparándose en el pie. Sin contar con que podemos anotar la matrícula de ese jugador “gracioso” que no hace nada más que fastidiarnos para, en caso de caer, tomar justa venganza.

OPINIÓN

Es un juego que me encanta, es sencillo, rápido, ideal para jugar con gente que no suele jugar a los juegos de mesa/cartas. El hecho de que al ser eliminado puedas seguir jugando es un punto a favor, pues todos los jugadores están atentos e involucrados hasta el final de la partida. Tiro al Pato es un juego ideal para esperar a que llegue ese jugador retrasado a la partida de Twilight Imperium, para desengrasar entre juegos más densos o simplemente para pasar un buen rato.