Vuelve Ghost Stories White Moon

1
18

Ghost Stories White Moon, la primera expansion del juego de Antoine Bauza Ghost Stories, volverá a la imprenta en una nueva edición que saldrá a la venta a mediados de 2013, según ha confirmado en los foros de la Board Game Geek Stefan Brunell de la editorial Asmodee.

Ghost Stories White Moon es la expansión del juego de tablero de Antoine Bauza que ha alcanzado precios ridículos en el mercado de segunda mano (¿Dispuesto a pagar 100$ por esta expansión?) Según confirma Stefan Brunell de la compañía Asmodee, encargada de distribuir el juego, a mediados de 2013 este juego volverá a la imprenta. El motivo de que fuese tan difícil de encontrar es que, en su día, muy pocas tiendas reservaron ejemplares del juego, por lo que la editorial imprimió las unidades justas para no perder dinero.

Preparación de Ghost Stories White moon

Ghost Stories es un juego cooperativo en el que los jugadores encarnan a sacerdotes orientales. Su misión es proteger un poblado de la encarnación del señor de los infiernos y su legión de fantasmas y evitar que recuperen las cenizas de su señor con las que podrá volver a la vida. Los jugadores deberán trabajar en equipo para exorcizar a los fantasmas que aparecen durante la partida. Los fantasmas tienes poderes especiales y pueden afectar a los poderes de los sacerdotes, maldecirlos, o afectar a los habitantes de la aldea. Los sacerdotes ganan habilidades dependiendo de la localización del tablero donde se encuentren o si reciben la ayuda de un habitante de la aldea. Al final, deberán enfrentarse y derrotar al señor de los infiernos en persona.

En Ghost Stories White Moon, los jugadores se encontrarán con la dificultad añadida de que deberán salvar a los miembros de la aldea. Los sacerdotes tienen que llevar a las familias del poblado al portal de la luna blanca y evitar que sean asesinados por los fantasmas. Cuando consiguen rescatar a una familia, los jugadores reciben recompensas dependiendo del tamaño de la familia, mientras que si son asesinados reciben una maldición