Un ajedrez diseñado para ver el desarrollo de la partida de un vistazo

El ajedrez es un clásico difícil de modificar, el movimiento inicial del peón que permite mover dos casillas causo un gran revuelo en el siglo XV. Sin embargo, no hay por qué innovar con reglas. Orr Kislev, un estudiante de diseño industrial, ha rediseñado las piezas para poder tener una memoria visual del transcurso de la partida.

Olav Kislev es un estudiante de diseño industrial del instituto de tecnología Holon en Israel. El nuevo diseño, denominado Capture, surgió de uno de los trabajos que tenían que hacer un proyecto elaborado en metal. Tras desechar los primeros esbozos, basados en la apariencia de las fichas, a Kislev se le ocurrió diseñar algo que mostrará la función de las piezas. De esa forma rediseñó las piezas de ajedrez de forma que cuando se produjera una captura, la ficha capturada se pusiese debajo de la que la había capturado.

De esta forma, se puede apreciar visualmente el transcurso de una partida, sabiendo por la altura de las piezas cual ha sido la más determinante en una partida. Además de resultar en un diseño elegante y atractivo, ejercita el aspecto mental del ajedrez al intentar adivinar como se ha desarrollado la partida basándose en la altura de las piezas en juego.

Ajedrez diseñado por Kislev

El diseño se basa en las piezas clásicas del ajedrez, la torre mantiene su diseño de torre medieval, el alfil tiene una elegante hendidura, los peones son simples y planos. La única pieza que no puede ponerse debajo de otra una vez capturada es un reloj de arena alto y estilizado, después de todo, cuando se mata al rey se acaba la partida de ajedrez.

Fuente: CoDesign

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies